Eximbanker.com

El comportamiento de un gato enfermo

El comportamiento de un gato enfermo


Cambios repentinos en el comportamiento de un gato a menudo son las primeras pistas que algo está mal. Si se sospecha un problema médico, debe consultar un veterinario tan pronto como sea posible.

Síntomas generales

Un gato enfermo puede presentar signos físicos como letargo o debilidad, pérdida de peso, vómitos o diarrea, dificultad para caminar, tos o estornudos, respiración de boca abierta o convulsiones. Mayor rascado, morder o lamer también puede proporcionar una pista a la incomodidad de un gato. También pueden notar cambios de personalidad repentinos como el aumento de irritabilidad o hiperactividad. Puesto que cada gato responde diferentemente a la enfermedad, los propietarios deben estar atentos a cualquier comportamiento que parece fuera de lo común.

Comer y beber comportamiento

Mientras que la falta de un gato de apetito o sed es un indicador común de que algo está mal, algunas condiciones médicas pueden llevar un gato para comer o beber más de lo habitual. Por lo tanto, cualquier cambio en los patrones normales de un gato debe ser cuidadosamente analizado.

Comportamiento de la caja de arena

Hábitos de caja de la litera de un gato sano son bastante consistentes. Tales cambios como aumento en la frecuencia de viajes a la caja, filtrar o gritando mientras que orinar o defecar o eliminación en lugares fuera de la caja es típicos síntomas de la enfermedad.